Las ‘Apps’ Que Salvan Vidas En África

Un médico de Médicos sin fronteras atiende a un niño afectado por malnutrición en Maiduguri (Nigeria). MSF

El estetoscopio, el termómetro o las pinzas hemostáticas ya no son las herramientas principales de todo enfermero. Desde hace unos meses, la tableta se ha convertido en un instrumento médico más en algunos de los países con peor atención sanitaria del mundo. La organización Médicos Sin Fronteras (MSF) ha introducido estos dispositivos en Mali y en poco tiempo han facilitado el diagnóstico de malaria en niños, reduciendo el uso de antibióticos de un 80 a un 30%.

«Mediante una aplicación que no necesita conexión, los enfermeros de los centros de salud son guiados de forma intuitiva, a través de preguntas cerradas, hasta un diagnóstico pediátrico», explica Mercè Rocaspana, coordinadora de Médicos Sin Fronteras. Por ahora sólo se ha probado en un centro de Mali, pero la idea es que cada tableta, adaptada a cada centro y sus recursos, se convierta en una herramienta habitual.

Aunque no necesita de internet, los datos de las consultas que va recogiendo el dispositivo se han de volcar en una base de datos, labor de la que se encarga un supervisor que acompaña a los enfermeros. Por ahora, esta tarea es relativamente sencilla teniendo en cuenta la cercanía del centro con una base de MSF. De cara al futuro, «se está estableciendo un protocolo de volcado de datos para centros más remotos, donde tienen menos apoyo y hay una menos presencia de médicos», aclara Rocaspana.

Hasta la implementación de esta tecnología, el tratamiento de la Malaria en esta zona se ponía de forma preventiva en cuanto se detectaba el síntoma principal, la fiebre. Siendo este un síntoma común de otras afecciones. Esto provocaba un uso indebido de antibióticos, lo que en un futuro podría desencadenar una resistencia a estos medicamentos.

La aplicación, en base, es una guía de tratamiento pediátrico convertida en algoritmos. Tanto, en inglés como en francés, esta va orientando al enfermero desde la introducción de los datos básicos del niño hasta los síntomas específicos. Es por eso que en zonas remotas, donde los hospitales quedan lejos y la población sólo tiene acceso a los centros de salud, esta herramienta es indispensable.

Teniendo en cuenta que, normalmente, en los centros de salud africanos no hay médicos, «estas tabletas hacen que las consultas sean más organizadas y facilitan la derivación de los casos que han de ser seguidos a un nivel superior del facultativo», subraya la coordinadora.

Además, la aplicación lleva al día el inventario del centro de salud, por lo que nunca va a recomendar un tratamiento con un medicamento que no se encuentre en el centro, es entonces cuando la propia tableta recomendará el traslado del paciente a otro centro o a un hospital.

Otras de las funciones del aparato es la recopilación de datos para ‘aprender’ y realizar cada vez mejores diagnósticos. Para ello, la ‘app’ pregunta al enfermero si está de acuerdo con el diagnóstico mostrado en pantalla, evaluando así la eficacia del programa. También el facultativo valora si se le ha recomendado un tratamiento o una prueba que se pueda realizar en ese centro.

«Es importante saber qué casos tiene que trasladarse al hospital para evitar transportes innecesarios, que en zonas como esta, pueden ser peligrosos por la existencia de grupos armados», relata la coordinadora de MSF.

Una enfermera usa la tablet para recoger datos en un centro de Salud de Mali. MSF

La inserción de esta tecnología en el día a día del centro de salud de Mali ha tenido una aceptación muy positiva. «La clave está en que el programa no está basado en un protocolo extraño o nuevo, funciona como los libros, pero de una manera más ágil», aclara Rocaspana.

El programa no cuenta, de momento, con recursos gráficos. En principio está diseñado para pediatría general (para problemas como la Malaria, la malnutrición o las infecciones respiratorias), no incluye traumatología, ni cirugía.

Esta nueva herramienta, que lleva en desde mayo en Mali, con anterioridad se ha estado utilizando en centros de Níger y la idea es extenderlo a zonas remotas de África.

‘Smartphones’ Contra La Desnutrición

Otra de las grandes innovaciones que están facilitando la atención médica en el continente africano es el uso de teléfonos inteligentes para detectar la desnutrición infantil.

Casa por casa, equipos de MSF identifican casos de desnutrición infantil (a través de la medición de la muñeca) en los barrios de Maiduguri, la ciudad más grande del estado de Borno, en el noreste Nigeria. Una ciudad que ha visto duplicada su población en tan sólo dos años por los desplazamientos de refugiados a la ciudad, familias enteras que huyen del Boko Haram.

Cada equipo, formado por un hombre y una mujer, identifica a los menores y su estado nutricional. En caso de alerta los menores son derivados a un centro de alimentación terapéutica de la organización.

Gracias a una aplicación específica, MSF recoge información de las condiciones del núcleo familiar con el fin de identificar las familias más vulnerables y organizar posibles distribuciones masivas de alimentos. Antes, estos datos se plasmaban en encuestas sobre papel, ahora el uso de teléfonos inteligentes permite conocer la tasa de malnutrición en un zona en tiempo real. Además, la aplicación verifica automáticamente la coherencia de los datos, reduciendo los errores a la hora de pulsar las teclas.

Teniendo en cuenta que los equipos de la organización pueden llegar a realizar 1.000 cuestionarios diarios, la agilidad a la hora de procesar los datos es importante para organizar la distribución de alimentos.

El año pasado, en el marco de este proyecto en fase piloto, se examinó a más de 215.000 niños con desnutrición, de los cuales, más de 14.000 fueron derivados a tratamiento. Gracias a innovaciones como esta, en la actualidad, la tasa de desnutrición infantil en Maiduguri ha disminuido.

Call Now Button
X

Las matriculas ya están abiertas para las clases nocturnas que empiezan en Noviembre 11, 2019. ¿Preguntas? Llámanos al 1-800-649-8139.

¤

Sometiendo esta forma, usted esta dando el consentimiento expreso por escrito para que International Training Careers se ponga en contacto con usted sobre los programas educacionales usando correo electrónico, teléfono o texto, incluyendo nuestro uso de tecnología automatizada para llamadas o texto al teléfono que usted nos brinde. Este consentimiento no se requiere para compra de artículos o servicios.
*Indica campo requerido.

Please wait...
Quiero saber mas sobre sus programas en el campo de la salud
Las clases para adultos aún cuenta con matrículas disponibles
¡Si, deseo mas información!